Rica ensalada de judías

Hola gente sana:

En estos días de verano tenemos que aprovechar los ingredientes de la huerta para hacernos ensaladas ricas, a la vez que muy nutritivas. Tenemos judías, tomates, pepinos, zanahorias…

Las ensaladas pueden ser muy variadas y podemos utilizar verduras que necesitan algo de cocción, pero que con un poco de previsión estarán frías y listas para incluir en la ensalada fresquita.

Y aquí os escribo la receta de una ensalada que este verano llevé a un picnic de playa y tuvo mucho éxito, así que espero que os guste también a vosotros.

 

INGREDIENTES

1 Manojo de judías verdes, 500gr aproximadamente

2 zanahorias

1 tomate

1/2 pepino

Unas tiras de pimiento rojo asado

Una taza de guisantes

PARA EL ALIÑO

200 gr de aceite de oliva virgen extra

100 gr de pimiento verde

Una taza de aceitunas deshuesadas y sin relleno

100gr de cebolla

50 gr de vinagre de manzana

1 c.p. de sal

 

ELABORACIÓN

Preparamos las judías cortándoles el rabito y las troceamos en tramos de unos 3 cm, las lavamos bien.

Limpiamos las zanahorias y las cortamos en rodajas o medias rodajas si son muy gruesas.

En una olla ponemos agua a hervir y cuanto alcance el punto de ebullición introducimos las judías y las zanahorias, necesitarán aproximadamente 20 min de cocción, comprobar que queden tiernas sin que se deshagan. 

Si los guisantes están congelados los introduciremos en la olla en los últimos 10 min, si están crudos tendremos que cocerlos más tiempo. Hasta que estén tiernos.

Picamos el tomate en trozos, el pepino también en medias rodajas y el pimiento rojo lo picamos bastante fino.

Cuando las verduras de la olla estén listas las escurrimos y pasamos por agua fría, luego las colocamos en una fuente para que acaben de enfriar.

Preparamos el aliño: para ello necesitamos una trituradora, si no la tenemos podemos picar nosotros a mano todos los ingredientes y luego mezclarlos bien agitándolos en un bote de batidora.

Si utilizamos trituradora introduciremos los ingredientes del aliño y los picamos hasta que están finitos formando una salsa, no es necesario emulsionar totalmente la salsa puesto que queda bien que se encuentren pequeños trocitos del aliño en la ensalada.

Finalmente lo mezclamos todo en un bol y lo dejamos enfriar.

Si no la vamos a consumir pronto es mejor dejar el aliño en un tarro a parte para que la ensalada no se macere demasiado y añadirlo en el momento de comer.

Y listo, a disfrutarla en cas, en la playa, en el campo o en el trabajo. Feliz día.

Anteriores entradas Siguiente entrada

Lo sentimos, no se pueden realizar comentarios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies